¡Cuánto tiempo, amigos! Este blog comenzó hace poco más de un año y medio, posiblemente te has estado preguntado dónde me he metido. Aunque no he estado escribiendo en el blig tanto comol he querido, he estado muy presente en este espacio. Cuando empecé este blog, sabía que sería un espacio para hablar de las complejidades, los retos y los triunfos de superar un abuso sexual, pero no tenía ni idea de cuál sería la respuesta.

Este último año y medio lo he dedicado en gran medida a concienciar y contar mi historia. Uno de mis mayores logros ha sido terminar el manuscrito de mis memorias, centrado en mi experiencia de abuso sexual en la infancia. Está en su fase final de edición y espero poder compartir muy pronto con todos ustedes la fecha de lanzamiento.

En este proceso tan ocupado de escritura, falleció mi padre, lo que hizo que se cerrara otro capítulo en mi historia de cómo el abuso sexual ha afectado a mi vida. Más adelante, en otro post entraré en más detalles al respecto

Mientras más hablemos del abuso sexual a pesar de la vergüenza y el miedo que pueda traer, más concienciaremos y educaremos para prevenirlos.

De las historias que hasta ahora he compartido aquí, tengo que decir que me ha sorprendido el apoyo de la gente, sus respuestas vulnerables y su disposición a dialogar conmigo sobre este tema tan delicado. Sus respuestas sinceras me animaron a seguir escribiendo cuando quería dejarlo.

Espero con mucha expectativa ;poder compartir más de mi historia y de las historias de otras personas. He tenido oportunidades maravillosas de colaborar con otros a través de podcasts, eventos y entrevistas, y estoy impaciente por compartirlo aquí con ustedes.

Una cosa tengo clara: mientras más hablemos de los del abuso sexual a pesar de la vergüenza y el miedo, más concienciaremos y educaremos para prevenirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *